#naturaleza, Actividades con niños, Fines de semana

Recoger aceitunas es cosa de niños.

El estar al aire libre les abre la imaginación y las posibilidades de juego son enormes, ¿Habrá mejores juguetes que una piedra o la rama de un árbol?, además de los propios aperos del campo, como la espuerta, que en mas de una ocasión ha hecho las veces de columpio, los sacos o los garabatos. Como podréis suponer, ayudar no es que ayuden mucho, más bien una persona tiene que estar pendiente de ellos todo el día, pero creo que es una actividad que les aporta tantísimo que al final compensa.