#familia, Actividades con niños, Club de los pequeños aventureros dulces

#SemanaSanta: roscos fritos de la mamica

Termina la navidad y que pasa… pues que hay que pensar en Semana Santa, no soy muy devota pero para mí es otra época del año muy familiar y llena de tradiciones. Desde que tengo uso de razón, la Semana Santa equivale a dulces y potajes, algo que sólo se come esa época del año. El dulce más típico en mi familia son los roscos fritos según la receta de la mamica, es la forma cariñosa en la que llamamos a mi abuela materna.

Cuando le pego un bocado a un rosco frito no sólo lo hago a una masa frita sino a un cumulo de recuerdos y sensaciones de una niñez feliz y llena de aventuras, si es que ya se venía venir, así he salido yo. Recuerdo las primeras veces que colaboraba en esta tradición, no me dejaban tocar la masa, pero si ayudar a llevar los roscos hasta la lumbre para freírlos, lo curioso de este camino, es que cuando mi abuela cogía los roscos de mi mano algunas veces eran menos de los que mi madre me había puesto hacía un momento, sí señor, lo admito, me como la masa, esta deliciosa; y también lo hacen mis sobrinos y mi pequeña, otra costumbre familiar.

He compartido esta tradición con muchas personas, recuerdo cada uno de esos momentos de una forma entrañable, compartir  tus momentos más dulces genera una sensación de satisfacción única y si encima son para llenar la tripa,  irrepetibles. Este año, he hecho roscos fritos con mis sobrinos Daniela (6 años) y Marcos (2 años y medio) y mi pequeña aventurera (2 años), creía que iba a ser más difícil, pero al final, hemos disfrutado un montón. Eso sí, lo llevamos preparando desde hacía días, buscar el día que a todos nos viniera bien y contar con la indumentaria apropiada, ha sido fruto de un trabajo en equipo; cada uno de ellos iba ataviado con el delantal y gorro de su ídolo o dibujos favoritos como no podía ser de otra manera.

Con la indumentaria y con la lista de la compra, nos ponemos manos a la obra. Para aquellos que queráis hacer la receta y/o compararla con la que hacéis vosotros, aquí os dejo los ingredientes para 6 huevos, son el núcleo de la receta:

IMG_8055

  • 6 huevos.
  • Ralladura de 3-4 limones.
  • Aceite de oliva (3 cucharadas soperas por cada huevo).
  • Leche (9 cucharadas por cada huevo).
  • 4 yogures de limón.
  • Un yogur de azúcar por cada huevo (usamos el envase vacío como unidad de medida).
  • Canela al gusto.
  • Harina de repostería (3-4 kilos).
  • 1 sobre de gaseosa El Tigre por cada huevo.
  • 3 sobres de levadura.
  • Aceite de girasol para freír, preparar 2-3 litros.

Los pasos son los siguientes:

  1. Separa las claras de las yemas y batir las claras a punto de nieve, cuanto más batidas estén las claras mas esponjosos salen los roscos. Para saber cuando estén, hay que darle la vuelta al bol donde estas batiendo y comprobar que no se caen.
  2. Las yemas las ponemos en un barreño donde iremos añadiendo los yogures, el limón rallado, el azúcar, la leche y el aceite; iremos moviendo con una cuchara de palo. Truco para contar las cucharadas de leche y aceite de oliva, completar un yogur y luego hacer múltiplos. Cuando estén listas las claras también las vamos incorporando.
  3. Antes de añadir la levadura y los sobres de gaseosa, llega una decisión muy importante, la canela, es al gusto, a mí me gusta mucho, así que cada cual que decida, ya sabéis que la canela es afrodisíaca. En esta ocasión, el encargado de echar la canela fue Marcos y lo hizo a lo grande, que buena estaba la masa. Tras ella, incorporamos la levadura y los sobres de gaseosa, en ese momento la mezcla comenzará a hacerse más densa y a hacer pompas, buena señal.IMG_8057
  4. A partir de este momento comienza la parte “más dura” ir incorporando la harina, si la vamos tamizando con un colador, evitaremos los grumos. Al principio podréis mezclarla con la cuchara pero llegará un momento que será necesario meter las manos, mi momento preferido, y seguir amasando hasta que la masa no se pegue y te permita trabajarla.
  5. En ese momento, hay que dejarla reposar un poco para que suba. Aprovechamos para limpiar una zona amplia de trabajo y esparcir harina encima para que no se peguen los roscos, tened en cuenta que por cada huevo suelen salir de 10-15 roscos en función del tamaño.
  6. ¿Cómo se hacen los roscos? Nos ponemos un poquito de harina en las manos y cogemos un poco de masa con la que hacemos un churro y luego lo unimos por el extremo. Tranquilos si el churro no es uniforme al principio o si os sale un rosco de cada tamaño, cuando se vaya a acabar la masa, os aseguro que saldrán todos iguales.
  7. Una vez hechos, también se dejan reposar un poquito, tiempo que aprovechamos para ir calentando el aceite de girasol y comenzar a cortarlos de forma transversal y sin llegar al centro para que se inflen y se fría mejor la masa.
  8. Después, a freír se ha dicho, el rosco está listo cuando esté doradito por ambos lados, sino estáis seguros lo sacáis y lo abrís, si tiene aspecto de bizcocho esponjoso lo habéis logrado. Ah!! Una vez sacados de la sartén hay que rebozarlos en azúcar y canela mezclados, los dejáis reposar un poco y a probarlos sin dudar. Os garantizo que el primer rosco frito es el más bueno de todos.

 

Nosotros tardamos muy poco en freírlos, ese momento intentamos que los pequeños estuvieran entretenidos, además necesitaban descansar después de haber estado incorporando los ingredientes, amasando y haciendo los roscos. Pero de repente, aparecieron justo cuando salió el primer rosco, y a partir de ese momento comenzaron a comer y hubo un momento que perdí la cuenta de los que comieron.

Ver sus carillas llenas de azúcar y canela y pidiendo más y cuando fuimos todos a llevarle roscos a la mamica, a la maestra, para que los probará y recibir su felicitación, son las mayores satisfacciones que me puede regalar la Semana Santa. Que vivan las tradiciones familiares!!

Esta receta es un poquito laboriosa, pero haberla hecho con los pequeños ha sido todo un logro, y el principio de un montón de recetas, casi todas dulces, que haremos poco a poco y que seguro compartimos. Os apuntáis al club de los pequeños aventureros dulces?

#NoOlvidesTuCantimplora que la vida es una #aventura

@cabraluz

 

 

4 comentarios en “#SemanaSanta: roscos fritos de la mamica”

  1. Madre mía esos roscos tan esponjosos tienen que estar buenísimos! Y menudo equipazo! También son mi dulce favorito de Semana Santa y me vienen recuerdos de mi “mamica” cuando los pruebo. Cuando tenga un equipo tan bueno como el tuyo seguro que pruebo esta receta, mientras tanto prefiero que me los regalen jeje. Ahora prefiero hacer el arroz con leche en Thermomix que es más fácil jaja.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s