#familia, #naturaleza, #patrimonio, #pueblosdealmeria, Actividades con niños, Fines de semana, Rutas senderismo con niños

Descubre Punta Entinas – Sabinar en familia

El Paraje y Reserva Natural Punta Entinas – Sabinar es una franja litoral de 16 kilómetros de largo y uno de ancho, ubicada en los términos municipales de Roquetas de Mar y El Ejido. Es uno de esos lugares que lo tienes cerca y a la vez lejos, hago esta reflexión porque creo que a este lugar no le damos el valor que tiene. Es un oasis entre el mar y la montaña que alberga una riqueza botánica y faunística única; además es uno de los sistemas dunares mejor conservado de la península y, lo podemos disfrutar con total libertad en cualquier época del año.

El origen de este lugar es la retirada progresiva del mar hace varios millones de años, aflorando en este proceso lo que se conoce como el Campo de Dalías. Esto, unido a la acción del viento de poniente, fueron creando un parque de dunas, charcas y terrazas, que hoy día dan lugar a este espacio natural. Esa es la explicación más veraz, pero nosotras nos decantamos por la explicación de Moisés Palmero Aranda:

Los susurros de Seísmo. Cuentan que Seísmo, un gigante cansado de andar, se sentó a la orilla de la playa. Tanto tiempo descansó que vio como el mar se retiraba de sus pies y lo que antes era el fondo marino se convirtió en tierra seca. Para retener un poco del agua que lo refrescaba, creó con sus manos un cordón de dudas y para que no se las llevase el viento plantó las semillas que llevaba enredadas entre los pelos de su cabeza. Las aves migratorias, sorprendidas ante aquel nuevo rincón, se pararon allí a descansar y, como había tanto alimento, pronto se corrió la voz entre todos los animales del mundo.

Sin pretenderlo, Seísmo se encontró rodeado de una gran variedad de colores, de formas, de olores, de sabores y decidió que trabajaría cada día de su vida para que aquel lugar no desapareciese jamás. No era una tarea fácil mantener tanta belleza. El viento de poniente, los rayos de sol, la falta de lluvias lo complicaba todo, pero con mucho esfuerzo consiguió el equilibrio perfecto. Y así, en armonía, vivió durante millones de años, hasta que un día, sin avisar, apareció el ser humano.

Al principio aceptó a los hombres en su paraíso. Solo cogían lo que necesitan para vivir, algunas plantas para sus casas, algunos animales para comer, la sal que quedaba cuando se secaban las charcas. Pero pronto, aquellos hombres se multiplicaron y sus necesidades aumentaron. Entraron con camiones para llevarse su arena, construyeron ciudades que lo ensuciaban todo, e incluso, se les ocurrió que aquellas charcas que tanto le habían dado, eran un lugar peligroso para su salud y decidieron destruirlas.

Pensó levantarse para echarlos, pero sabía que si lo hacía las dunas desaparecerían, el agua volvería al mar y las aves no tendrían donde descansar en sus largas travesías por el mundo. Así que hizo lo contrario, extendió sus brazos, echó su torso hacia el mar y se decidió a resistir.

Y cuentan que Seísmo sigue protegiendo con su cuerpo ese maravilloso lugar. Sobre su espalda soporta el peso del mar de plástico, con sus brazos impide que las máquinas entren para construir más ciudades y con sus labios mantiene controlado el viento. Las aves se cuelan entre sus brazos, acariciándole la piel cada vez que regresan y eso le da fuerzas para seguir aguantando. Cuando un hombre se cuela entre los pliegues de su cuerpo, le susurra “aprende a mirar, porque lo que se comprende se termina amando y por que lo que se ama se lucha para conservarlo”. 

Algunos escucharon ese susurro y decidieron ayudarlo. Seísmo les sonríe agradecido. 

Pues bien, nosotras hemos escuchado el susurro de Seísmo y hemos decidido ayudarlo en su empeño por enseñar a mirar este lugar, por eso queremos ir descubriéndolo poco a poco, de la mejor forma posible, en familia. Lo podemos hacer caminando por los dos senderos lineales que hay: Marismas de Punta Entinas desde El Ejido y Salinas de Cerillos desde Roquetas de Mar que se unen a través del GR-92. Senderos que transcurren por caminos por donde podemos transitar a pie o en bici, (evitemos el coche por favor) y que pueden realizar cualquier persona.

Punta Entinas

Comenzamos por el sendero de “Salinas de Cerrillos” al que se hace por la “Puerta de Roquetas de Mar”, tiene una distancia de 4,8 kilómetros, discurre por el antiguo camino de las salinas, desde donde observaremos las “salinas viejas” y las “salinas de Cerrillos”, declaradas paraje natural. Desde el inicio del recorrido, la “Torre de Cerrillos” (una antigua atalaya de vigilancia costera) guiará nuestro camino. Aconsejamos llevar prismáticos para observar las aves, gorra para el sol y repelente de los mosquitos para evitar males mayores.

IMG_8553.JPG

Los primeros pasos los realizaréis acompañados por un sonido muy peculiar: las ranas croando, parece una tontería, pero escucharlas es muy divertido e imitarlas más aún. En mi caso, te das cuenta que es un sonido que hace mucho tiempo que no disfruto, y que me recuerda a mi niñez, jugando entre los invernaderos y balsa de mis abuelos.

IMG_8556.JPG

Tras pasar los juncos, a la derecha, tendréis unas vistas impresionantes de Sierra de Gádor y Sierra Nevada de fondo.

IMG_8567.JPG

Poco a poco, el fácil camino, te irá regalando imágenes y sonidos, y con los prismáticos en la mano, te darás cuenta de que tienes a los flamencos justo en frente, tan cerca,… hablo de ellos porque son las aves que se identificar fácilmente, seguro que un experto, como nuestro amigo Moisés Palmero, podría diferenciar cada una de ellas. Verlos pasear tan majestuosamente como si estuvieran danzando, es todo un privilegio, disfrutad y respetadlos a ellos y al resto de aves.

IMG_8582

Al pasar las “Salinas viejas” hay un cruce con una señal de GR-92 que te lleva a la “Torre de Cerrillos”, en nuestro caso, nos salimos del sendero y nos dirigimos a la torre, es digna de ver y, desde ella, hay una vistas impresionantes de las montañas y del mar.

IMG_8575

Tras regresar al cruce, decidimos volver al inicio del sendero, apretaba el sol y no queríamos empezar a pasarlo mal y llevarnos un mal recuerdo de esta aventura. La vuelta la aprovechamos para seguir disfrutando de las aves y del entorno.

 

Tenemos pendiente finalizar este sendero, visitar el Faro de Sabinal accediendo por la “Puerta del Faro” y completar el sendero “Marismas de Punta Entinas”. Caricias que le iremos haciendo a Seísmo poco a poco, pues sí Señor Gigante, hemos empezando a amar este lugar y queremos seguir aprendiendo a mirarlo poco a poco, de este modo creemos que podemos ayudar a conservarlo. ¿Te parece bien? 🙂

@cabraluz

#NoOlvidesTuCantimplora que la vida es una #Aventura

Anuncios

6 comentarios en “Descubre Punta Entinas – Sabinar en familia”

  1. ¡Wolas!
    La verdad que es cierto que con la tecnología nos estamos desconectando de la naturaleza… y esto no puede ser. Me han encantado las fotos porque me habéis hecho sentir que estaba junto a vosotras. Ya tengo ganas de leer las otras dos rutas de esta magnífica salina 😉

    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué lugar tan espectacular y especial. Me encanta conocer estos sitios de vuestra mano. ¡Cuántos descubrimientos y sitios maravillosos nos rodean!

    Me gusta

Responder a La cantimplor aventurera Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s